La Apuesta…


La Apuesta…

Hace mucho tiempo ya, en un momento cualquiera, en un lugar cualquiera, dos grandes amigos se encontraron. No se puede decir con exactitud cuándo ni dónde, ya que todavía NO existían tiempos ni lugares . No había relojes que supieran limitar las horas ni planetas que pudieran establecer los sitios.
Eran sólo ellos dos y un inmenso e ilimitado universo como escenario.
Si bien es cierto que eran muy amigos (se conocían desde el principio, cualquiera que haya sido), estaban claramente diferenciados por cuestiones …digamos políticas, aunque era mucho más que eso, pero alcanzará para entender.Los hombres siempre quieren darle nombre a todo, se sienten más seguros así , piensan que eliminan la nada si le dan un nombre, piensan que pueden dominar a partir de su nombre, creen que MANEJANDO el NOMBRE MANEJAN la COSA. Es por eso que le dan NOMBRES a TODO, hasta los sentimientos tienen uno, y aunque NO pueden explicarse, el hombre está más tranquilo si puede manejar su nombre, creyendo que el sentimiento aparece y desaparece junto con el nombre.
En fin, nuestros dos amigos en cuestión tenían diferentes formas de vida y que así se entienda. Uno estaba más relacionado con el orden, la tranquilidad , el equilibrio, la armonía; mientras que el otro era más desequilibrado, más impulsivo, más arriesgado , más pasional. Ninguno era superior al otro, eran AMIGOS y entre AMIGOS NO hay SUPERIORES. A ellos NO les importaba quién era el mejor ni el primero, ya que de todas formas, aunque hubieran querido saberlo, nadie podría habérselos explicado.
Muchas veces se habían tratado de explicar cómo había comenzado todo, se juntaban y cada uno exponía la teoría que había elaborado, pero nunca era más que una simple charla de café (ese nombre le daría el HOMBRE a estas charlas).
Después de pasar mucho tiempo (que jamás podrá ser establecido, aunque a ellos NO les importaría hacerlo), se fueron cansando de tanta NADA.
Las charlas se habían vuelto más monótonas , rozando la rutina , pero sé que para muchos hablar de rutina en estos seres merecería algo menos que la hoguera. Tal vez fue esto lo que hizo que en algún momento a uno de ellos , no sé a cuál, (y en el fondo es irrelevante)se le ocurriera hacer una APUESTA, una APUESTA entre AMIGOS,sin más objetivos que la simple DIVERSIÓN.
Una apuesta NO para encontrar GANADORES , sino para que la NADA se POBLARA de ALGO que los alejara de ese montón de pensamientos que atosigaba sus mentes todo el tiempo. Para distraerse, para alejarse de la rutina, para entretenerse con algo que NO fuera ELLOS MISMOS.
La apuesta era simple: debían crear entre los dos un mundo, un lugar cualquiera que se les ocurriera y poblarlo de seres y cosas. Algo así como un laboratorio de ratas, para probar con ellas y divertirse, para ver sus reacciones y sus decisiones dependiendo de las situaciones que, a su antojo, ambos les plantearan. Ganaría el que mayor influencia causara en este mundo creado, aquel que más impusiera su forma de vida entre esas ratas de laboratorio.
No fue simple, debieron crear un espacio y un tiempo limitado, finito; deberían abstraerse de sus propias vidas e inventar nuevas reglas para sus criaturas.
Debieron darles al mundo medianamente entendible y aceptable para que sus cortas vidas no se debatieran entre sombras con preguntas que nunca encontrarían solución.
Crearon días y años,y estrellas para que los indicaran. Les dieron necesidades a sus criaturas para que pasen sus vidas tratando de satisfacerlas y les dejaron la libertad para elegir cómo. Pero a pesar de esa posibilidad de elección fueron marcando pautas para el camino a recorrer, creando paradigmas invisibles y evitando los fantasmas en las cosas más simples.Todo esto para poder evaluar cuál era la forma de vida que con el tiempo fuera a imponerse. Es evidente entonces que la libertad dada a sus ratas NO era más que ficticia, era una ilusión para que crean que comprenden. Ellos marcaron un camino inevitable, y las ratas podían recorrer el camino como quisieran, pero debían recorrer ESE CAMINO y NO OTRO. Incluso fueron dotadas de libertad de pensamiento, pero igualmente ficticio,ya que era una capacidad muy limitada, para que crean que comprenden, pero era sólo lo que ellos les dejaban comprender, las cosas simples, las cosas obvias, las cosas necesarias y NO más que eso.
Se divirtieron mucho viendo que llamaban locas a las que realmente entendían más allá de las limitaciones de los demás, a los que comprendían realmente algo del mundo. Vieron como las encerraban y les dio miedo su creación. Se preguntaban cómo era posible que marginaran a los más sabios, a los que tenían los ojos más abiertos. ¿cómo es tan ciega esa rata que encierra al que puede ver? se preguntaban el uno al otro, pero ambos negaban responsabilidades y terminaban por evitar el asunto. Vieron cómo se asesinaban unas a otras por discusiones de tierras y se sorprendieron de la malicia de sus ratas. Ellos no entendían por qué inventaban territorios si ellos crearon sólo UNO para TODAS, sin necesidad de distribuirlo, porque en él entraban toodas muy bien.Vieron como el más fuerte pisoteaba al más débil para cumplir su objetivo y sintieron asco de lo que habían creado.
Cuando notaron que la rata creaba dioses perfectos y que los amaban sintieron curiosidad y algo de vanidad al verse engrandecidos por sus pequeños seres. Pero fue el espanto lo que los conmovió cuando vieron que se hacían guerras por esos dioses , que en nombre de esos dioses (que vale decir que nunca fueron ellos) se mataban pueblos enteros. ¿En nombre de un dios perfecto y benévolo, creador de todas las cosas se destruyen? se preguntaban y trataban de entender cuál había sido el error de su simple juego.
Entendieron que con su apuesta habían creado ratas para sufrir, aunque ese NO hubiera sido el propósito.Entendieron que la rata NO sirve para ser feliz, que se siente más cómoda cuando es infeliz y puede culpar a alguien de esa infelicidad. Muchas ratas los culpaban a ellos (o mejor dicho a él, porque entendieron que uno era bueno y el otro NO, que el BIEN era causa de uno y el MAL del otro), pero ellos se sabían NO perfectos, sabían que la perfección es una idea utópica, inalcanzable hasta por ellos mismos.
Pero a pesar de NO ser enteramente benévolos como sus criaturas los imaginaban, el mal que padecían los conmovía, los hacía sufrir. Se podría decir que se habían encariñado con sus pequeños seres,un sentimiento semejante al que se tiene por una mascota. Veían su sufrimiento reflejado en su eternidad, veían el sin sentido de las cosas a las que antes ni se lo hubieran buscado. Vieron que a pesar de su papel de creadores NADA podían hacer para MEJORAR al INVENTO, nada podían hacer para que su felicidad fuera más simple, más fácil de conseguir. Y sufrían, sufrían por la impotencia de su quietud, sufrían por la insuficiencia de sus actos. Morían todos los días al ver morir ratas inocentes, y al ver hacerse poderosas a ratas miserables, que de todas maneras , ellos mismos habían creado. Sufrían cuando sus ratas pensaban que había algo más allá de sus vidas, cuando inventaban paraísos que sus dioses NO podían darles, que NO sabían cómo DARLES.¿ Cómo explicarles que son una simple apuesta, sólo un trozo de diversión en la inmensidad de la nada? se preguntaban en silencio sin compartir con el otro la pregunta que flotaba en el espacio.
Decidieron, con el dolor de sus almas, terminar el sufrimiento de sus pequeñas ratas . Prefirieron que perezcan y no que continúen con sus vidas de dolor. Pero al llegar el momento , ninguno pudo realizar la tarea final.
Su obra los superó, los hizo pequeños ante tanto espanto. No podían sacrificarlos si nunca habían pedido nacer, si ellos estaban sólo porque un capricho infantil los trajo de la nada. Fue en ese momento que entendieron que el dolor de sus ratas sería suyo para siempre, que debían existir con eso porque era su responsabilidad, eran sus mascotas, sus inventos. A partir de ese instante y para siempre, dejaron de saber lo que era la felicidad y comenzaron a ser parte de la imperfección de su obra. Sabían que su eternidad no sería jamás la de antes; que su eternidad, desde ahora, sería su condena.

Leno
(seudónimo dl cuentista)

Pd: Un Bso
Sarah

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: